Del Director

Como Cristianos, hay veces podemos olvidar que estamos llamados a celebrar.

Celebrar las muchas maneras en que Cristo esta presente en nuestra vida.
Reflexionar sobre esa presencia cada día.
Regocijar en esa presencia como comunidad.

Celebrar las muchas maneras en que nuestra vida ha sido dotada por:
los dones y talentos que tenemos para compartir con las demás personas;
las amistades y los vecinos quienes han compartido sus dones y talentos con nosotros.

Celebrar a quienes fueron parte de nuestra vida en algun momento pero ya no están con nosotros.
Nuestras vidas son más enriquecidas por esas personas. Abrigar a esas memorias con hacer lo bien que ellas/ellos hicieron.

Celebrar las oportunidades que tuvimos para ayudar a las demás personas.
Sus vidas han sido enriquecidas por lo que hicimos.

Celebrar quien eres como persona. Eres merecida.
Toma tiempo para ver lo bueno que haces cada día.

Celebrar lo bueno que experimentas en las demás personas.
Toma el tiempo para verdaderamente verlas. No quieres perderlas de vista.

Celebrar el don de cada día.
Hay una oportunidad para disfrutar algo nuevo cada día.

Celebrar las muchas maneras en que puedes demostrar amor a las demás personas y a ser amadas por ellas.
Donde no hay amor, pon amor y allí encontrarás amor.
(San Juan de la Cruz)

Celebrar la oportunidad de ser Personas de Pascua.

¡Celebrar tu vida!

Hermano Tom Ruhmann, O.M.I.
Director Nacional de los Misioneros Victoriosos
Truhmann@snows.org


Algunos pensamientos ya que llegamos al final de la Cuaresma y nos re-comprometemos a vivir de nuevo como Personas de Pascua…

Guardar

Yo crecí con padres muy prácticos. Una madre, Dios la quiera, que lavaba el papel de aluminio después de cocinar en el, y luego lo reusaba. Ella fue la original reina del reciclaje antes de que hubiera el nombre. Un padre quien era más contento componiendo zapatos viejos que comprandolos nuevos.

Su matrimonio era bueno; sus sueños enfocados. Sus mejores amistades vivían apenas a la distancia del saludo.

Los puedo ver ahorita…Papá en pantalones, camiseta y un sombrero y Mamá en una bata, maquina de cortar sacate en una mano y toalla para los trastes en la otra. Era el tiempo para componer cosas. Una vara para cortina, la radio en la cocina, la puerta de tela metálica, la puerta del horno, la vastilla de un vestido. Cosas que guardamos.

Era una forma de vida, y hay veces me volvía loco. Todo ese componer, re-calentar, renovar. Yo quería nomás una vez ser despilfarrador. Despilfarrar era opulencia. Tirando las cosas implicaba que sabías que siempre iba a ver más.

Pero entonces, falleció mi mamá, y en esa noche clara del verano, en el calor del cuarto de hospital, me dí cuenta del dolor de aprender que hay veces no hay más.

Hay veces, lo que mas queremos se usa completamente y/o desaparece, nunca para regresar. Así que mientras lo tenemos, es mejor quererlo y cuidarlo y componerlo cuando se daña y curarlo cuando se enferma.

Esto es la verdad para el matrimonio…y vehiculos viejos…y niñas/niños con males calificaciones…y perros con cuadriles malos…y padres envejeciendo…y abuelos. Los guardamos porque lo merecen; porque merecemos.

Algunas cosas guardamos, como una buena amistad que se cambia de sitio o un compañero de escuela con quien crecimos.

Solo son algunas cosas que guardamos porque hacen la vida importante: como personas especiales que conocemos, y si, los guardamos cerca.

~ Autor desconocido


COSAS QUE DIOS NO PREGUNTARÁ EN ESE DÍA:

  1. Dios no preguntará que tipo de vehiculo manejaste. Dios te preguntará cuantas personas sin transportación llevaste en ese vehiculo.
  2. Dios no preguntará los pies cuadrados de tu casa. Dios te preguntará a cuantas personas les diste la bienvenida a tu casa.
  3. Dios no preguntará acerca de la ropa en tu closet. Dios te preguntará a cuantas personas ayudaste a vestir.
  4. Dios no preguntará lo que fue tu mejor sueldo. Dios te preguntará si comprometiste tu caracter para obtenerlo.
  5. Dios no preguntará por tu título de trabajo. Dios te preguntará si hiciste tu trajajo lo mejor que pudiste.
  6. Dios no preguntará cuantas amistades tuviste. Dios te preguntará a cuantas personas fuiste amiga/amigo.
  7. Dios no preguntará en que vecindad viviste. Dios te preguntará como trataste a tus vecinos.
  8. Dios no preguntará acerca del color de tu piel. Dios te preguntará acerca del contenido de tu caracter.
    ~ Autor desconocido

Por favor ore por

All those affected by COVID
Special Intention
Natalie Adams
Alice Anderson
Nicole Barnett
Pat Barboza
Mary Rita Bauck
Hannah Bergen
Kathie Bomsta
Gail Catchings & family
Jane Cygan
Doris Drago
Patricia Drisdel
Carol Durand
Orly Elizondo
Chandler Fleischmann
Br. Conrad Fleischmann, OCSO
Jonathan & Angela
Fleischmann
Sr. Teresa Ganley
Steve & Lynn Glauber
Pauline Gulash
Dawn Hackman & family
Ron Helgert
Benedict Hermann
Anthony Higgins
Paul Hilbig
Cindy & Jim Hoef
Jimmy Hoef
Elaine Hofer


Brenda Johnson
Neil Kielty
Kathleen Koesterer
Betty Kolenda
Jackie Kolenda
Tom Kue
Sean Kuga
Sean Lawlor
Diane & Carol Maertens
Michael & Clare Marrinan
Rita Meyer
Terry Meyer
George & Billie Munie
Jaylin Otis
Zion Ratchford
Larry Reid
Graham Robinson
Joel Robinson
Celeste Schenkenberg
Bill Skinner
Paul & Helen Starke
The Sweet family
Brenda Tanner
Tim Tanner
Izzy Wade
Vi Whelan
Mary Willett
Norm Zilka
Bern & Charlie Zittel

En Memoria Amorosa

Vien Hatch
Ed Michael
Larry Pillen
Ada Power
Dennis Stone


Capítulos

Belleville, IL –
Sue Collins
618-578-8084

Buffalo, NY –
Carol Buchla
716-639-7542

Erie, PA –
Pat Fronzaglia
814-440-1987 and
Sharon Bond
814-450-7748

Flint, MI –
Karen Dutil
810-908-9822

Maryville/Granite City, IL –
Gary Wilbur
618-444-9873

Houston TX –
Barbara Devaraj
713-981-8376

San Antonio, TX –
Contact VM National Office
618-394-6282

LOWELL, MA –
Fr. Mike Amesse, OMI,
978-458-6346